LA PROMETIDA RUTLEDGE

La Prometida Rutledge no son vestidos de novia, porque te puedes casar con traje, con un dos piezas, con pantalones, etc. Nosotros diseñamos la ropa para el dia de tu boda. Cada persona elige como quiere vestirse ese día tan especial sin dejar de sentirse cómoda y siendo ella misma.

La idea surge de la necesidad de hacer ropa de novios alejada de lo habitual. Porque casarse ya no es como antes y si no te quieres casar y también lo quieres celebrar, nosotros te haremos la ropa adecuada para tí. Si eres hombre y te apetece algo diferente, también te lo haremos. Consideramos que es un día bonito para divertirse y pasarlo bien con familiares, amigos y menos postureo.

La Prometida Rutledge intenta hacer las cosas bien. No es perfecta (ni lo pretende), pero se atreve a arriesgar. Le inspiran las mezclas de culturas, el arte, el diseño, la calle, la combinación de conceptos opuestos: Lo propio y lo ajeno, lo moderno y lo tradicional, lo nuevo y lo antiguo, lo artesanal y lo industrial. El surrealismo es su mejor forma de evadirse de la realiad.

LA PROMETIDA RUTLEDGE, porque NO somos princesas.